Suscríbete a la newsletter para recibir información sobre próximos lanzamientos.

miércoles, 25 de octubre de 2017



Después de pensarlo mucho, he decidido seguir los consejos de las lectoras que me queréis bien y no hacer caso de provocaciones de personas que solo buscan conseguir notoriedad a costa de lo que sea. Confieso que me he tenido que morder la lengua, incluso tenía preparada una contestación en la que rebatía, punto por punto, todas esas afirmaciones ridículas, echando mano de una ironía fina, de esa que hace sangre de forma elegante. Al final, no la voy a publicar, pero me ha servido para desahogarme, poner en orden mis ideas y darme cuenta de que tenéis razón: no merece la pena perder el tiempo en explicar que es muy respetable dar tu opinión, pero que no todas las opiniones son respetables. 
A partir de ahora voy a hacer mías las palabras de mi compañero y gran filósofo, José de la Rosa:
«Ante las reseñas, lo primero que miro es si son objetivas o subjetivas (ya sean para bien o para mal). Si son objetivas, con la mayor humildad, intento ver qué tienen de razón y qué puedo aprender de ellas. De hecho, algunas reseñas me han enseñado errores que yo no veía y me han sido muy útiles. Les estoy muy agradecido. Si son subjetivas para bien, doy las gracias porque me gusta que me quieran. Si son subjetivas para mal ni entro porque ese terreno no lleva a ningún lado».
Y no, no tengo miedo de que este tipo de ataques vaya a hacerme perder lectoras. De hecho, en un post que leí el otro día, una de ellas decía que nadie va a dejar de leer un libro por una crítica negativa sino, simplemente, que no lo va a leer porque, desde el principio, no tenía la más mínima intención de hacerlo. Y no puedo estar más de acuerdo, vosotras tenéis personalidad y madurez más que de sobra para formaros vuestros propios juicios de valor. 
Así que me quedo con lo positivo, con las más de sesenta opiniones de cinco estrellas entre los distintos «Amazones» y, por supuesto, con los innumerables mensajes de apoyo incansable y desinteresado que recibo todos los días, tanto en público como en privado. Mi deseo para el año que viene (y perdonad que me adelante un poco) es que seamos capaces de abrir la mente, dejarnos llevar, y disfrutar de la lectura sin prejuicios y sin perder nunca el sentido del humor. 


14 comentarios:

  1. Es lamemtable que haya personas que ocupen su tiempo en buscar la forma de hacer daño a los demás. Como bien dices, casa uno puede tener su opinión sobre lo que lee y darla,siempre y cuando lo haga desde el respeto y la educación. Habrá a quien no le guste un libro, contra eso no podemos hacer nada, pero hacerlo así es de ser muy ruin y despreciable. Tus lectoras conocen bien lo que escribes y cómo lo escribes y serán ellas las que hagan que tus libros llenen más lejos. Un besazo y ¡adelante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, imagino que ganan algo con ello, pero a mí no me gustaría tener que alcanzar mis objetivos con malas artes. Mil gracias por pasarte por aquí, María Elena!!! Un abrazo grande!!!

      Eliminar
  2. Hola Isabel!
    Solo decirte que es un gustazo leerte, siempre, pasa de la mala gente que tu vales mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Aure!!! Lo que es un gustazo es tener lectoras como tú. Un besazo!!

      Eliminar
  3. Un consejo que me dio mi pr8mera editora fue "nunca leas las críticas". Yo no hice caso y las leí. A veces me arrepiento de no haber seguido su consejo, pero la mayoría de las veces son tantas las alegrías que me llevo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen consejo, Olivia, lo malo es que todas somos un poco masocas jajaja, pero tienes razón, son mucha más las alegrías y hay que quedarse con eso. Gracias por pasarte!!!

      Eliminar
  4. Hola Isabel, a mi me encanta lo que escribes y como escribes. Un abrazo y continua adelante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tus palabras y por tu apoyo, Ana!! Besazo!!

      Eliminar
  5. Isabel:como suelo decir para todo;te puede o no gustar algo o alguien pero no por eso tenés que agredir ni plantar(o intentarlo)la mala espina en los demás... Pero ahora hay mucha gente que se escuda en la mal llamada "libertad de expresión" (ya que debería usarse para lo realmente importante) y dice lo que quiere(sin pensar en las consecuencias)...no dejes que te lastime,ni que haga siquiera un poquito de mella en vos...la mala gente y las malas intenciones existen y existirán (lamentablemente)Pero también estamos nosotros,a los que nos encanta tu obra.Aprovecho una vez más para felicitarte y agradecerte por esas palabras que van formando una frase,una idea,una historia y una vida; y gracias por compartirlas.😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices, Fedra. Mil gracias por pasarte por aquí y por tu apoyo. Al final es con esto con lo que me quedo. Un besazo!!!

      Eliminar
  6. Isabel como le dije a Laura Sanz el otro día, lo primero que debe hacer el lector es aprender a querer y a respetar. No es fácil escribir un libro, así como tampoco lo es que le guste a todo el mundo. Dentro de mis lecturas siempre intento encontrar ese puntito que me diga que ese libro merece la pena leerlo. Hoy día, sin saber por qué, los lectores buscan que todos los libros les llegue y si no es así los critican. Yo te seguiré leyendo y, como siempre, me divertiré, lloraré y hasta suspiraré con ellos. Ánimo y esa actitud de valorar las críticas es la que necesitas. Recuerda: Al menos a ti te leen.
    Ahí queda dicho.
    Un abrazo enorme.
    Carmen RB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay veces que ante una crítica que nos duele, las autoras nos olvidamos de las lectoras de verdad, de las que leen para disfrutar y, si no lo hacen, te lo comentan de forma educada y constructiva. Gracias por estar ahí y ser una de ellas, Carmen. Un abrazo!

      Eliminar
  7. Hola Isabel!!! Yo de no conocerte he pasado a leer todos tus libros. Me he enganchado con todos. Para mí una de las mejores escritoras de la novela romántica. Un abrazo.
    Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para una autora no hay mayor cumplido que el que tú me has hecho, Gema. Un besazo y gracias por pasarte por aquí!

      Eliminar

Visitas

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Isabel Keats. Con la tecnología de Blogger.